¿Qué es el yoga? el yoga como forma de vida

El yoga, una forma de vida

La palabra Yoga es un termino sánscrito que se traduce como “esfuerzo” o “unión”.

El yoga nació en la India, siendo una práctica de meditación muy común en el hinduismo, que se ha convertido en uno de los sistemas de acondicionamiento físico y espiritual con más adeptos en nuestros días.

Llamamos yoga a una disciplina, que más que una práctica, es un estilo de vida que sana, cuida y fortalece el cuerpo, la mente y el espíritu por medio de unas prácticas, entre las que se encuentran posturas (asanas), meditación, respiración (pranayama), kriyas (limpiezas), mudras (sellos energéticos), kirtan (cantos), mantras.

Una sesión de yoga, suele durar entre una hora y una hora y media, donde se practican diferentes asanas o posturas armonizadas con la respiración beneficiando tanto el cuerpo como la mente y suele comenzar con un calentamiento llamado “Saludos al Sol”, que comprende una sucesión dinámica de posiciones para calentar y lubricar músculos y articulaciones, generar calor y energía corporal, combinado con la respiración.

Después del calentamiento se comienza con las asanas o posiciones estáticas, siempre realizando una postura y su contrapostura para trabajar el cuerpo y la musculatura de forma equilibrada, terminando con una relajación de unos 10 o 15 minutos en la que se devuelve al cuerpo y a la mente a la calma.

La práctica continua del yoga produce beneficios físicos, mentales y espirituales:

yogaBeneficios físicos del yoga: la práctica de asanas tonifican cada parte del cuerpo dando fortaleza, resistencia y flexibilidad, mejorando la postura sin esfuerzo. Mejora la energía, el funcionamiento glandular, la circulación sanguínea, equilibrando el cuerpo y la mente llevándonos a un estado de bienestar.

Beneficios mentales del yoga: la realización de las asanas de yoga nos ayudan a la concentración, a la memoria y a la atención, dándonos una estabilidad emocional que nos conecta con el yo interno aislando la mente de las alteraciones exteriores, generandonos un estado de paz mental y tranquilidad, que nos permite desarrollar las habilidades necesarias para comprender el funcionamiento de la mente a través de la observación de la actividad del propio cuerpo y de la respiración.

Beneficios espirituales del yoga: la práctica del yoga desarrolla el conocimiento que florece como sabiduría, conduciéndonos a una experiencia de libertad en la vida diaria y a la conexión de las capas mentales, espirituales, físicas y emocionales llevándonos a un estado íntegro de armonía, que nos ayuda a un mayor descanso durante la noche y a una calma para afrontar los problemas diarios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *