¿Dónde nació el Yoga?, Los Vedas, textos antiguos sagrados 

¿Dónde nació el Yoga?, Los Vedas, textos antiguos sagrados 

El yoga se inició al norte de la India,  desarrollado por la civilización Indus-Sarasvati hace más de 5,000 años. La palabra yoga fue mencionada por primera vez en los textos sagrados más antiguos, del Rig Veda. Los Vedas son una colección de textos que contienen canciones, mantras y rituales para ser usados ​​por los brahmanes, que son  los sacerdotes védicos.

La palabra proviene del sánscrito, del vocablo Yuj que significa unir. Según los escritos el yoga es una disciplina, una filosofía de vida, que permite una conexión de la conciencia individual con el universo, la totalidad, por lo que el individuo no se encuentra ni se siente separado del universo sino integrado a él.  Logrando una perfecta armonía entre la mente y el cuerpo. 

Los científicos modernos sostienen que el universo y el ser humano con él y en él se manifiesta desde el firmamento cuántico. Así un yoguista es una persona que experimenta la existencia en una unidad con el universo y ha alcanzado un estado de libertad plena que se denomina mukti, nirvana o moksha. 

Por lo tanto, el objetivo de su práctica es la autorrealización, llegando a un estado de liberación del sufrimiento (Moksha) y un estado de libertad plena (Kaivalya), en completa salud y armonía con el universo. 

Cuando se habla del yoga también se le califica como una ciencia interna que se relaciona con una diversidad de  métodos practicados por los seres humanos para lograr la unión al universo y el control sobre su propio destino. Analizado como una consecuencia cultural inmortal, de la civilización del Valle del Indo Saraswati de año 2700 Ac. convirtiendose en un poderoso asociado para la humanidad tanto en lo material como espiritual, con una identidad que se fundamental en el Sadhana. 

Historia y Avance del Yoga

El yoga es una filosofía milenaria y existe antes de que se iniciaran las primeras religiones, por lo que, el sistema de creencias se basa en la tradición yóguica, siendo Shiva  el primer yogui o Adiyogi.

En la antigüedad hace miles de años, este primer Adiyogi vació este profundo conocimiento en los llamados Saptarishis o siete sabios, que  llevaron esta poderosa ciencia yóguica a diferentes partes del mundo, incluyendo Asia, el Medio Oriente, norte de África y América del Sur. 

En la actualidad los estudiosos ven con asombro la similitud encontrada entre las culturas de la antigüedad en todo el mundo. No obstante, el origen del yoga necesariamente está ubicado en La India. 

Las evidencias históricas muestran que el yoga existe desde el periodo llamado pre-védico (2700 aC). Este tiempo se asocia con dos grandes maestros religiosos de la India como Mahavir y Buda, que puede considerarse como la naturaleza primitiva del yoga sadhana. Encontrándose la explicación más fehaciente en Bhagawadgita, en el que se encuentran detalles del concepto de Gyan yoga, Bhakti yoga y Karma Yoga.

En el hemisferio occidental el yoga comenzó a ganar espacio a finales del siglo XIX. No obstante, tiene fuertes influencias espirituales y religiosas de esta parte del mundo, al extremo de que en muchos aspectos rompió con los orígenes del yoga en La India. En este sentido, se dice que los primeros yoguis occidentales ignoran de manera importante la asana y se centran más en el pranayama, la meditación y cultivan el pensamiento positivo. 

¿Quién fue el primer yogui que extendió el yoga al mundo occidental?

El primer yoguista  ingresó de La India a Inglaterra y luego a los Estados Unidos en 1893, teniendo gran éxito en la Costa Este. Aunque se cree que este maestro Vivekananda enseñaba algunas posturas físicas, no promueve el hatha yoga, ni el asana. Debido a que como Vivekananda viene de altas castas y se oponian a los yoguis de baja casta que realizaban posturas físicas por dinero en las calles. Como también debido a los procesos colonialistas  occidentales.

El yoga actual se deriva de principios filosóficos y esotéricos del hatha yoga premoderno, y el estado de las asanas e instrumentos para la meditación y el pranayama, se han sustituido más bien  los sistemas que enfatizan el movimiento gimnástico, la salud y la forma física, orientando la filosofía para que sea un apoyo en las preocupaciones espirituales del Occidente moderno. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat